capitalizar

Una mente capitalizada para una cuenta capitalizada

Las cuentas capitalizadas se han puesto de moda entre los traders, ya que permite operar sin necesidad de tener el capital. ¿Pero tienes una mente capitalizada para afrontar esto?

Una mente capitalizada para una cuenta capitalizada

¿A qué me refiero al decir una mente capitalizada? Pues muy facil, si para alcanzar el objetivo de superar el examen de capitalización necesitas seguir ciertas reglas, una mente capitalizada debería funcionar de la misma forma. Es decir tenemos que entrenar nuestra mente para que cumpla con ciertos requisitos que nos permitan alcanzar nuestro objetivo.

Mantén tu mente a 0 grados bajo cero:

Si sube un grado ya estarás en problemas, bueno…esto es broma pero es una forma interesante de ver y entender nuestra mente. Cuando operas necesitas estar cien por cien concentrado de lo que sucede en los mercados, si tu atención se desvía por alguna distracción puede que cometas o estés en camino a cometer un error. Si eso te pasa durante la prueba de fondeo estarás con los dos pies fueras. Primer reto, mantén tu mente concentrada en los mercados.

Ocúpate de las pérdidas:

En toda prueba, tienes un límite diario máximo de pérdidas, por lo que deberás ocuparte de ello. El manejo de las operaciones perdedoras es lo que diferencia a un trader ganador de uno perdedor, y creo que tu quieres ser de los ganadores. Antes de llegar al límite de pérdidas sal del mercado, no te quedes esperando un milagro. Vuelve al otro día con más energía y con la lección aprendida.

Preocúpate de las ganancias:

Aquí  nos ocupamos y preocupamos por no perder lo ganado. Así que cada vez que abras una operación preocúpate que esa no te haga perder lo obtenido. La mejor forma de defender lo ganado, es asegurar la operativa cuanto más cerca estés del objetivo de capitalización.

No seas ambicioso:

En este punto sabes que tienes un límite de contratos o apalancamiento que gestionar, así que  solo arriesga los necesario para alcanzar el objetivo. No es cuestión de hacerlo en un día ni en una semana y ni siquiera un mes, el tiempo te lo pones tu. Tu solo preocupate por ir sumando cada dia y si tienes que renovar tu cuota, hazlo porque no partes de cero, partes de lo que ya tienes acumulado hasta alcanzar el objetivo.

Que tu mente no controle tu deseo:

Esto es de vital importancia, nunca dejes que tus emociones interfieran en el manejo de tu capital. Recuerda que tienes que poner límite a tus perdidas y tu objetivo es continuamente sumar. Normalmente no coges todo el movimiento del precio todas las operaciones que realizas así que ve a por un objetivo alcanzable y toma decisiones. Después no mires atrás, a toro pasado…y quédate con que tomaste la decisión correcta.

Con estos tips espero haberte ayudado para que apruebes con solvencia las pruebas de capitalización y si no, cuenta con nuestra ayuda.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *