agflación

¿Qué es la agflación y como impacta en los futuros agrícolas?

La agflación es el incremento veloz de los precios de los alimentos que otros bienes o servicios debido a la creciente demanda de cultivos agrícolas.

¿Qué es la agflación y como impacta en los futuros agrícolas?

La agflación hace referencia al incremento veloz de los precios de los alimentos que otros bienes y servicios debido a la creciente demanda de cultivos agrícolas para la fabricación de alimentos o biocombustibles. La palabra es un acrónimo de las palabras “agricultura” e “inflación”. Impactando en el mercado de futuros agrícolas.

¿Qué relación existe entre la agflación e inflación?

La agflación se produce porque la demanda supera cada vez más a la oferta, elevando el precio a niveles “inflados”. Una forma de inflación, la inflación impulsada por la demanda, resulta de políticas monetarias y fiscales que estimulan la demanda para fomentar el crecimiento económico.

Otra forma de inflación, la inflación impulsada por los costos, es causada por la escasez de oferta que aumenta los precios. La agflación es un ejemplo de este tipo de inflación. A medida que aumentan los costos de los productos agrícolas, tal vez debido a la escasez de cultivos debido al mal tiempo que afecta la cosecha, los precios de los alimentos aumentan.

En ocasiones, la demanda de ciertos productos agrícolas como la soja, el azúcar y el maíz ha aumentado aún más rápidamente, a medida que los procesos y tecnologías que utilizan estos productos se han aplicado cada vez más para fabricar combustibles alternativos (es decir, biocombustibles) para automóviles y camiones.

¿Cuál es su impacto en la inflación en general?

Incluso cuando los cultivos alimentarios no se utilizan para fabricar combustibles alternativos, sus precios pueden estar sujetos a la inflación debido a la tendencia de los consumidores a cambiar sus hábitos de compra de alimentos. Como resultado, este efecto de sustitución de la demanda puede afectar a todos los precios de los alimentos.

Por ejemplo, si el maíz tiene una gran demanda para fabricar combustibles alternativos como el etanol de maíz, las empresas de alimentos pueden cambiar a otros cereales forrajeros menos costosos, como el arroz o el trigo, para intentar reducir los costos para los consumidores. Pero la demanda relacionada con los alimentos que se desplaza hacia otros cultivos no necesariamente reduce los precios generales de los alimentos. La necesidad adicional de lo que podrían haber sido sustitutos menos costosos todavía crea una presión al alza en los precios. Trayendo con ello la agflación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *